La música para cada momento en la iglesia

Escrito por 

Al escoger la música para la entrada en la iglesia debes tener en cuenta un detalle que parece insignificante pero que vale la pena observar: el largo del pasillo.

Por otro lado si sos muy emotiva (y la situación ya lo es), trata de no elegir justo esos temas que de solo oírlos te hacen llorar. Porque sino cuando llegues al altar se te va a hacer más difícil dejar de llorar y ni que hablar a la hora de intercambiar votos. No vas a poder evitar emocionarte, pero en cuanto menos estímulos haya para llorar mejor.

Te cuento que lo que más se usa para la entrada en las iglesias son las Marchas Nupciales, éstas tienen la ventaja de mantener y marcar el compás, algo muy importante y útil durante el tránsito por el pasillo de la iglesia, puesto que, sepas o no de música, la melodía te lleva hasta el altar, evitando que los nervios te jueguen “una mala pasada…”

Las Marchas más utilizadas son la clásica ¨Marcha Nupcial¨de Mendelssohn o Wagner y ¨Pompas y Circunstancias¨de Edwar Elgar.

La Marcha Nupcial de Mendelssoh fué impuesta como moda por la princesa Victoria de Inglaterra en su Boda con el príncipe Federico de Prusia y para la salida de la iglesia eligió la ópera de Lohengrin para la salida de la iglesia.

Para el intercambio de los anillos el tema musical debe acompañar las palabras del sacerdote y el intercambio de votos que los novios se hacen mutuamente. El tema más tradicional es ¨Ave María¨de Schubert, pero también hay otros temas más modernos -y no por ello menos arquetípicos y épicos- como los que te sugerimos a continuación:

¨Teneesse”, de la banda de sonido de Pearl Harbor

“Rose”, de la banda de sonido de Titanic

“Secret Wedding”, de la banda de sonido de Corazón Valiente

¨The prayer¨de Sager y Foster

 

Y para la salida de la iglesia:

¨Primavera¨ de Vivaldi

¨Himno a la Alegría¨de Beethoven

¨Final¨(de Water Music) de Andel

¨Now we are free”, de la banda de sonido de  Gladiador

 

Cuando se trata de contratar un coro, hay que tener en cuenta el tamaño y acústica de la iglesia y del único modo que vas a poder comprobar a ciencia cierta eso es ensayando aunque sea una vez en el lugar.

Hay muchas opciones de instrumentos en vivo para utilizar en la musicalización de la iglesia: para generar un ambiente más íntimo, un duo de violín y piano, otra opción es una orquesta de no más de tres instrumentos. Las formaciones más solicitadas son las que constituyen el violín, violonchelo, flauta y piano, ya que suena muy completa y contundente.

Otra formación muy usada en la iglesia es la de organista, cantante vocal solista y violin. Un dato, en la mayoría de los casos no hace falta amplificador porque por lo general las iglesias tienen una acústica excelente.

 

Artículos relacionados (por etiqueta)